martes, 31 de diciembre de 2013

NEVADITOS

Despedimos el año con esta receta de nevaditos... Aprovechad para daros un último gustazo pal body, que entre los propósitos de dieta, gimnasio, aprender inglés, dejar de fumar y otros clásicos, se os va a hacer un 2014 eteeeernooo... Corred que ya no queda nada!!!


INGREDIENTES

500 gr. de harina 
200 gr. de manteca de cerdo a temperatura ambiente
125 gr. de vino blanco
½ cucharadita de Sal
50 gr. de azúcar
Azúcar glas


PREPARACIÓN

Calentamos ligeramente la manteca en el microondas a baja temperatura, sin que se deshaga del todo, removiendo con una espátula para que se reparta el calor y se acabe de fundir. 

Vertemos en un cuenco y añadimos el vino, el azúcar, la harina y la pizca de sal. Mezclamos todos los ingredientes y amasamos en una superfície enharinada hasta que la masa no se pegue en las manos. 

Guardamos la masa media hora en la nevera, envuelta en papel film. Podemos dejarla ya estirada, creando una plancha de 1 1/2 cm de grosor. Transcurrido este tiempo, sacamos la masa de la nevera y con un cortapastas redondo, vamos dando forma a nuestros nevaditos. 

Los colocamos en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal y los metemos en el horno, que habremos precalentado a 180º durante 30 minutos

Sacamos los nevaditos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén completamente frios los espolvoreamos generosamente con azúcar glas. 





domingo, 29 de diciembre de 2013

NUECES CARAMELIZADAS


Sabeis eso de .. cuando haces pop ya no hay stop? Pues eso es lo que pasa con estas nueces caramelizadas.. que las pones en la mesa y como quien no quiere la cosa uno va picando, picando ... y es que no te podrás comer sólo una.. Otra receta comodín para poner algo de chispa a nuestros postres. 


INGREDIENTES
200 gr de nueces peladas
150 gr de azúcar
100 ml de agua
Aceite de girasol. 

PREPARACIÓN
Ponemos un cazo al fuego con el agua y el azúcar, removemos para que se mezcle bien y llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir incorporamos las nueces y las dejamos hirviendo en el almíbar durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando. A continuación, sacamos las nueces con una espumadera y las colocamos sobre un papel de hornear, procurando separarlas para que no se peguen entre sí. No usar papel de cocina en este punto del proceso, porque no habrá quien despegue las nueces del papel. 

Ahora pondremos una sartén al fuego con aceite de girasol. Cuando esté caliente, (lo comprobaremos poniendo una nuez dentro de la sartén y si empieza a burbujear es que ya está listo), vamos incorporando las nueces por tandas, las freímos durante unos segundos, (hay que tener cuidado porque enseguida se pondrán negras y ya no nos servirán), y las retiramos con una espumadera, escurrimos bien de aceite y las vamos colocando en un colador de rejilla para que escurra el exceso de aceite. Cuando estén frías las nueces, sí podemos darle unos toquecitos con un papel de cocina para eliminar los restos de aceite que hayan quedado en la superfície. Podemos conservar nuestras nueces en un bote hermético, pero os aseguro que no he podido comprobar lo que aguantan, porque a los dos días no quedaba ni una.


lunes, 23 de diciembre de 2013

COMO PREPARAR SALSA DE TOFFEE

Ahora que le he perdido el miedo al caramelo casero me he puesto a experimentar y al descubrir esta deliciosa salsa toffee tenía que compartirla en el blog. Tiene un delicioso sabor a caramelo que recuerda a los Werthers original, y una textura sedosa al paladar que hará que la querais comer a cucharadas!! Se prepara en diez minutos y guardada en un tarro os aguantará una semana perfectamente. La podeis utilizar para acompañar crepes, torrijas, pasteles y es perfecta con un buen helado de vainilla y unas nueces caramelizadas. Si quereis darle un toque especial a vuestros postres no podeis dejar de prepararla.
 

INGREDIENTES
100 gr de azúcar
50 gr. de agua
200 gr de nata para montar


PREPARACIÓN

En un cazo ponemos el agua y el azúcar, lo mezclamos y encendemos el fuego. Llevamos a ebullición y veremos como burbujea y se va formando el caramelo. No tocamos el cazo hasta que el azúcar haya cogido color. 

Mientras se prepara el caramelo, calentamos la nata en el microondas sin que llegue a hervir. La idea es que al verterla posteriormente en el caramelo, no haya un gran cambio de temperatura y la salsa ligue correctamente. 


Una vez el caramelo ha tomado un color dorado, no demasiado oscuro, apartamos el cazo del fuego y vertemos la nata en tres veces. Cuidado en este momento con las salpicaduras. Removeremos con las varillas para que se integre bien y y volveremos a poner el cazo al fuego 5 minutos más, sin dejar de remover.

El color de nuestra salsa dependerá del tono que haya adquirido el caramelo inicial. No lo dejeis demasiado tiempo porque si el caramelo se quema, la salsa tendrá un sabor amargo y no la podreis utilizar. 

Hasta la próxima!!


sábado, 21 de diciembre de 2013

CUPCAKES CRUJIENTES DE MAZAPÁN Y RELLENO DE FRUTAS (MARZIPAN CUPCAKES MIT STREUSEL)




Crujiente por fuera, tierno por dentro... que será??? No me digais que estos cupcakes no son para que se te caiga la baba!!! Hoy he preparado unos cupcakes de mazapán con un acabado típico en la repostería alemana, el streusel, que le da una textura crujiente espectacular a nuestro cupcake. En esta ocasión he utilizado masa cruda de mazapán (de venta en lidl y supermercados alemanes), para darle un toque navideño, pero si no encontrais podeis emplear extracto de almendra, almendra molida o incluso un poco de amaretto, (no será lo mismo pero puede darle este gusto a almendra que estamos buscando), yo siempre os doy alternativas para que no dejeis de prepararlos por faltar algún ingrediente.  Aquí teneis mi versión navideña de un cupcake.. Felices Fiestas a todos!!


INGREDIENTES para 12 unidades
PARA LA MASA
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr de harina de repostería
2 cucharaditas de levadura química
100 gr de masa cruda de mazapán (de venta en Lidl)
2 huevos a temperatura ambiente 
1 yogur natural
120 gr de azúcar
1 cucharadita de canela

PARA EL RELLENO
Yo utilicé ...
½ manzana
½ paquete de fruta confitada (yo usé naranja)
20 gr de arándanos deshidratados (rehidratados)

... pero una vez tengais la masa preparada, podeis abrir la despensa y rellenarlos de lo que tengais a mano, nueces, pepitas de chocolate...lo que se os ocurra. 

PARA LA COBERTURA DE MIGAS (STREUSEL)
50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr de harina
1 cucharadita de canela
70 gr de azúcar
1 pellizco de sal

PARA EL GLASEADO
50 gr de azúcar glas
Zumo de medio limón

PREPARACIÓN
Pelamos y cortamos las manzanas en trocitos lo más pequeños posibles. También cortamos el mazapán en trocitos de 1/2 cm. Cortamos los arándanos deshidratados por la mitad y los dejamos en remojo con agua tibia-caliente durante la preparación. 

Preparamos la masa mezclando el azúcar con la mantequilla. Añadimos los trocitos de mazapán y mezclamos con la batidora de varillas. No importa si quedan trocitos de mazapán. Incorporamos los huevos de uno en uno, el yogur natural y la cucharada de canela. 

Cuando esté todo bien mezclado, añadimos la harina, que habremos tamizado previamente (podemos usar un colador metálico, si no tenemos tamizador de harina) y mezclado con la levadura química. La incorporaremos poco a poco, sin dejar de batir. 

Precalentamos el horno a 175º.

Ahora vamos a preparar la cobertura de migas. Mezclamos en un cuenco la mantequilla a temperatura ambiente con la canela, el azúcar, el pellizco de sal y la harina, lo haremos con las manos bien limpias, únicamente hasta que los ingredientes estén incorporados y tengamos una masa arenosa. No tenemos que conseguir una bola uniforme de masa, sino que quede desmigada. 

Dividimos la masa en tres partes iguales en tres cuencos diferentes. En una de ellas añadimos las manzanas, en otra parte los arándanos y en otra la naranja confitada, (o lo que les pongais) Mezclamos bien cada una de las masas con una cuchara de madera. Con ello, conseguiremos que cada cupcake tenga un relleno diferente, e incluso la textura no será igual. Las manzanas le darán humedad al bizcocho, pero si usamos un relleno más seco como nueces o almendras picadas, quedará más esponjoso y ligero. 

Rellenamos los moldes con cada una de las masas hasta 3/4 de su capacidad. Ponemos sobre la masa una buena cantidad de cobertura de migas. No importa si sobresale un poco del borde, porque aunque los cupcakes subirán en el horno, si la masa se ha preparado correctamente no se desbordará. Los míos estaban así antes de hornear... 


Horneamos la masa a 175º en la mitad del horno durante unos 20 minutos, (horno sólo abajo) hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio. Podemos darle un minuto de grill (1 minuto!!!! y sin alejarse del horno) si queremos que la cobertura se dore un poco y así quede más crujiente. 

Sacamos nuestros cupcakes del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Mirad que pinta tenían recién desmoldados..


Mientras se enfrían los cupcakes mezclamos el azúcar glas con el zumo de limón que habremos calentado previamente en el microondas. Añadiremos el zumo poco a poco, mezclando con unas varillas, nos tiene que quedar una salsa espesa. Si queda demasiado líquida no secará y nos quedará un glaseado pegajoso y no es lo que buscamos. Cuando los cupcakes estén fríos, los glasearemos con ella. Podemos ayudarnos de un biberón o una jeringa de repostería y los más golosos pueden napar toda la superficie dentro de la salsa.. (para mi gusto con un toquecito de glaseado es suficiente). Así quedaron después de ponerles el glaseado, no pude esperar a que se secara para sacar la foto... ni para probarlos!!



jueves, 12 de diciembre de 2013

FLAN DE TURRON CON CARAMELO CASERO

Sois de esos raros especímenes que aún recibís cesta de Navidad? Os ha caido otra colección de barras de turrón de esas que acaban en la despensa durante meses y meses porque nadie se los come? Pues hoy os traigo una receta de lo más apañada para aprovechar el turrón que sobra en Navidad, o mejor aún, sorprender a la familia utilizándolo en un postre que se prepara en un momento y que resultará el complemento perfecto para las pesadas cenas de estas fiestas. Os doy mi palabra que os va a encantar!!! 



INGREDIENTES
4 huevos
1/2 litro de leche
1/2 barra de turrón de almendra (del blando)
3 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de café de canela (opcional)
caramelo líquido (ver receta de caramelo líquido casero


PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 180º.

Batimos bien la leche con el azúcar, la canela y el turrón, que habremos desmenuzado previamente. No importa si queda algún trocito, pero yo prefiero que no se note demasiado así que lo trituro bien. Añadimos los huevos y continuamos batiendo hasta que se integre todo. 

Preparamos la flanera, cubrimos todo el fondo con el caramelo líquido y vertemos la mezcla. Colocamos la flanera dentro de una fuente con dos dedos de agua y lo horneamos al baño maría durante 50 minutos. Dejamos enfriar y guardamos en la nevera hasta el día siguiente antes de desmoldar. 


TRUCO
Si queremos aún más textura podemos convertir nuestro flan en un delicioso pudding añadiéndole unos bizcochos, magdalenas o alguna bollería que tengamos abandonada en la despensa.

Si usamos flaneras individuales tenemos que reducir un poco el tiempo de cocción. El sistema de pinchar con una brocheta no nos sirve en este caso para calcular si el flan está listo, ya que si la brocheta sale completamente limpia es que nos hemos pasado con el tiempo de horneado y va a quedar demasiado seco. Yo compruebo que está listo tocándolo directamente (ojo a quemarse y las manos bien limpias). Si está más o menos firme lo saco, y espero que se acabe de asentar en la nevera durante la noche. 







CARAMELO LÍQUIDO CASERO


Hoy os dejo una receta genial de caramelo líquido casero, que podreis utilizar para todos vuestros flanes y puddings. Admito que suelo usar bastante caramelo líquido preparado, pero ayer me di cuenta a medio preparar mi flan de turrón que me había quedado sin, así que, como no iba a tirar la mezcla me armé de valor para prepararlo a mano y sorprendentemente, gracias a una fantástica receta del blog de javirecetas, el resultado fue perfecto, no se solidifica al enfriarse y se conserva en la nevera durante semanas, así que comparto aquí con vosotros su receta y os aseguro que si la probais os costará volver al caramelo de supermercado. 

INGREDIENTES

200 gramos de azúcar (de la normal)
1 vaso de agua

PREPARACIÓN
Necesitaremos dos cazos. En uno colocamos el azúcar y en el otro el agua y los ponemos a calentar. El cazo del azúcar se pone a fuego medio-bajo y dejamos que se vaya haciendo el caramelo poco a poco sin separarnos de los fogones en ningún momento, porque un minuto de despiste marcará la diferencia entre un caramelo dorado perfecto y uno quemado y amargo que no podremos utilizar. Cuando el caramelo tenga un tono dorado, bajamos el fuego al mínimo, cogemos una cucharada del agua hirviendo y la echamos  sobre el caramelo (momento de precaución a las salpicaduras!!). Empezamos a remover con una cuchara. Repetimos esta operación 11 veces más, (en total 12 cucharadas de agua), removiendo tras cada cucharada de agua. Al finalizar, apagamos el fuego y esperamos que se temple el caramelo. Si viéramos que queda demasiado espeso para nuestro gusto, basta con volver a encender el fuego al mínimo y añadir un par de cucharadas más de agua, hasta que el caramelo obtenga la consistencia deseada. Siempre espesa un pelín al enfriarse, pero mejor no pasarse y que no nos quede demasiado líquido. 


CONSEJOS

Muchísimo cuidado con los salpicones de caramelo caliente! Provocan unas quemaduras gravísimas, así que máxima atención al prepararlo y nada de niños en la cocina. 

Para limpiar una olla con caramelo pegado, ni se os ocurra fregar la cazuela. La llenamos de agua caliente, la ponemos a hervir y veremos que el caramelo se desprende con facilidad de la olla y de los utensilios que lo tengan pegado. Repetimos la operación hasta que la olla nos quede perfecta. 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

SPAGHETTIS CON ALBONDIGAS EN SALSA DE TOMATE

En mi casa siempre hemos sido muy organizaditos y.. o se comían espaghettis o se comían albóndigas, pero las dos cosas juntas, pues como que no.. pero como me he pasado la tarde viendo programas de cocina americanos, donde los spaghettis con albóndigas resultan tan clásicos en EEUU como una hamburguesa, pues me he decidido a hacer la prueba y la verdad que no están nada mal, sobretodo si teneis niños, porque combinamos dos platos que les suelen encantar. Es lo que tiene pasarse la tarde delante de la tele!!! A por ellas...


INGREDIENTES para 6 personas (si sois menos a comer, reducid la cantidad de pasta, pero ya que os poneis a preparar las albóndigas, como son entretenidas, preparamos de más y las congelamos para otra ocasión)

500 gr de spaghettis
1/2 kg de carne picada mezclada
1 hoja de laurel
1 huevo
Pan rallado
Perejil
Ajo en polvo
Harina
Queso rallado

Para la salsa de tomate:
800 gr de tomate triturado
1 zanahoria
1 cebolla 
2 dientes de ajo
Sal y Pimienta
Aceite de oliva
1 cucharada de azúcar
Tomillo


PREPARACIÓN 

Colocamos la carne en un cuenco, le añadimos un buen puñado de perejil, ajo en polvo, sal y pimienta, un huevo crudo y mezclamos bien con un tenedor. A continuación añadiremos un poco de pan rallado para unir la carne y empezaremos a hacer bolitas de carne con las manos enharinadas para que no se nos pegue la carne. En una sartén con abundante aceite caliente freimos las albóndigas de carne, sólo hasta que se doren por fuera, y vamos reservando en una fuente. 

Ahora empezaremos a hacer nuestra salsa casera de tomate, que es lo que más tiempo nos va a llevar. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofreimos los ajos en láminas, la cebolla picada, y la zanahoria picada. Añadimos el tomate triturado, salpimentamos, espolvoreamos una cucharada de tomillo, ponemos una hoja de laurel y una cucharadita de azúcar que le quitará la acidez al tomate. Mezclamos bien y dejamos que reduzca durante aproximadamente 35-40 min a fuego muy lento. Pasamos la salsa con un pasapuré o con la batidora hasta que desaparezcan los tropezones. Corregimos de sal y pimienta.

A continuación añadiremos las albóndigas que teníamos en una fuente reservadas y acabamos de cocinarlas en la salsa durante unos 10-15 minutos.

Hervimos los spaghettis siguiendo las instrucciones del paquete y servimos con las albondigas y un poco de queso parmesano. 






lunes, 2 de diciembre de 2013

ESPINACAS A LA CREMA GRATINADAS

Hoy os traigo una receta para hacer que vuestros peques adoren las espinacas, tan importantes en nuestra dieta. Se trata de una variante de las clásicas espinacas a la crema, que prepararemos con leche evaporada en lugar de con nata o bechamel y así nos quedarán más ligeras, pero cremosas por la leche evaporada, crujientes por el queso gratinado y sabrosas por el bacon. Vamos, que ni se darán cuenta que están comiendo espinacas!

Se preparan en un momento y no tienen truco, así que podeis prepararlas como entrante o guarnición de cualquier plato de carne o pescado. Mirad que fácil!


INGREDIENTES

250 gr de espinacas crudas troceadas y lavadas
2 dientes de ajo
50 gr de bacon en tiras o jamón en taquitos para cocinar.
1/2 bote de leche evaporada
1 cucharada sopera de harina
Queso emmental para gratinar
Sal 
Pimienta negra
Aceite de oliva


PREPARACIÓN

Laminamos los ajos y los sofreimos en una sartén con aceite caliente. Añadimos el bacon y esperamos que se dore. Incorporamos las espinacas troceadas, salpimentamos y mezclamos bien. Alucinareis como reducen su volumen, las espinacas se quedan en nada, así que inicialmente no os sorprenda si no os caben las espinacas en la sartén. Añadimos la cucharada sopera de harina, y seguimos removiendo. A continuación vamos incorporando la leche evaporada poco a poco, no todo el bote, sólo la que admita, hasta que las espinacas liguen con la salsa. Podemos corregir de sal y/o pimienta si es necesario.

Pasamos las espinacas a una cazuela de barro y espolvoreamos generosamente con queso rallado. Gratinamos en el horno y servimos caliente.  Riquísimas!!!



domingo, 24 de noviembre de 2013

LENTEJAS DE VERDURAS CON TAQUITOS DE SERRANO

Con este frío nuestros hábitos alimenticios también empiezan a cambiar. Ya nos apetecen platos más contundentes y hemos rescatado las cucharas del cajón de los cubiertos. Pues en esas estamos y hoy os he preparado unas lentejitas de verduras, super sanas y ligeras, ya que como no tenía hueso de jamón en casa, sólo les he añadido al final unos taquitos de jamón, por aquello de darles algo más de saborcito, y la verdad que han resultado unas lentejas estupendas y nada pesadas. Lo más complicado de la receta es cortar los ingredientes chiquititos, así que no hay excusa, .. vamos a ello. 


INGREDIENTES
200 gr de lenteja pardina
2 zanahorias
1/2 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 cebolla 
1 puerro
2 dientes de ajo
2 calabacines pequeños
1 patata grande
2 hojas de laurel
Aceite de oliva
Agua
1 cubito de caldo de carne concentrado
1/2 paquete de taquitos de jamón (opcional)
Sal y pimienta


PREPARACIÓN
Ponemos al fuego una cazuela grande y añadimos un chorro generoso de aceite de oliva. A continuación sofreimos la cebolla y el puerro picaditos. Incorporamos los ajos enteros y removemos. Cuando cojan color las verduras añadimos la zanahoria, el pimiento rojo y verde y vamos sofriendo bien. Luego pondremos el calabacín y la patata y mezclamos bien con el resto de las verduras. No tienen que cocinarse del todo, sólo sofreirse un poco. 

Lavamos bien las lentejas, las escurrimos y añadimos a las verduras. L as lentejas pardinas no tienen que dejarse en remojo, con lo  que resultan perfectas para un plato decidido a última hora. Mezclamos nuevamente. Añadimos el laurel, un pellizco de sal y pimienta. A continuación cubrimos todas las verduras con agua de forma que queden bien cubiertas. Añadimos el cubito de caldo de carne.

Las coceremos durante unos 20 minutos, hasta que las lentejas estén en su punto y las patatas blanditas, removiendo de vez en cuando para que no se peguen a la cazuela.  Podemos añadir un poquito de agua caliente si vemos que las lentejas absorben demasiada agua, para que no queden demasiado secas. En los últimos minutos de la cocción añadimos a la mezcla unos taquitos de jamón si queremos darle a las lentejas un toque más "serrano".



jueves, 21 de noviembre de 2013

CONEJO CON TOMATE TOP CHEF (RECETA DE LA MADRE DE CHICOTE)


 A pesar de ser adicta a todos y cada uno de los programas de cocina de la tele, tengo que admitir o por una cosa o por otra no he visto ni un día de la primera temporada de Top Chef España. Sin embargo anoche haciendo zapping me quedé prendada de un conejo frito con tomate que había preparado la madre de Alberto Chicote. Era algo espectacular!!! Daban unas ganas de coger la barra de pan y empezar a mojar en la olla....

Pues me he despertado sin quitarme el plato de la cabeza, así que he corrido a la carnicería, donde habían prácticamente agotado las existencias de conejo esta mañana y no entendían por que... (yo si,.. todas las vecinas habían visto el programa de anoche), y me he puesto a prepararlo en cuanto he vuelto del trabajo. No se si se podrá comparar con el guiso de la madre del Chef, pero es sorprendentemente sencillo y fácil de preparar y en casa ha sido un exitazo. 

INGREDIENTES
1 conejo a trozos. 
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
2 hojas de laurel
800 gr de tomate entero pelado (yo lo usé de lata aunque seguro que la autora prepara la salsa casera)
tomillo
sal y pimienta
aceite de oliva
un chorrito de vino tinto 



PREPARACIÓN 
En una sartén con aceite bien caliente freimos dos dientes de ajo. Cuando empiece a tomar color ponemos el conejo que habremos salpimentado previamente y dejamos que se dore. En ese momento reservamos el conejo en una fuente y empezamos a preparar la salsa. 

Para ello, en la misma cazuela donde hemos frito el conejo, sofreímos la cebolla y los pimientos cortados lo más pequeñitos posibles, y cuando estén bien pochados añadimos el tomate, las hojas de laurel, un pellizco de tomillo y una cucharada de azúcar para eliminar la acidez del tomate. Yo le pongo 3/4 partes del agua del tomate en conserva y un chorrito de vino tinto, (aunque el vino no aparecía en la receta original). Dejamos reducir la salsa. En este momento podemos pasar la salsa por un pasapuré o con la batidora para que quede homogénea y sin tropezones o dejarla tal cual. Yo decidí no triturar las verduras porque me gusta la textura que le da al plato y además no tenía demasiado tiempo, pero eso ya va a gustos. 

Pasamos a incorporar el conejo que teníamos marcado y reservado y lo cocinamos en la salsa durante 15 minutos a fuego medio-bajo, con cuidado que no se nos quede demasiado seco. 

Podemos servir acompañado de unas patatas o simplemente mojando pan!!




jueves, 14 de noviembre de 2013

BIZCOCHO INTEGRAL DE 5 ESPECIAS CHINAS


Las 5 especias chinas es una mezcla de especias que se utiliza tradicionalmente en multitud de platos de la cocina oriental. Sirve tanto para guisos, salteados, como para repostería y la podéis encontrar en supermercados orientales. Básicamente la mezcla contiene canela, jengibre en polvo, clavo de olor, anís estrellado y semillas de cilantro molidas, aunque hay variantes que añaden pimienta, hinojo y hasta regaliz. 

En cualquier caso es importante que mireis los ingredientes que contiene la mezcla que compreis, o sino hacedla vosotros en casa a vuestro gusto, sobretodo en vista de mi desastre culinario de anoche, que me emocioné por usar un paquete de 5 especias chinas que había traido de Tailandia y le metí dos cucharadas a la masa del bizcocho antes de leer el resto de los ingredientes del paquete.... que incluían extracto de caldo de pollo!!! Y mi bizcocho ya estaba cocinándose mientras un olor sospechoso salía del horno, así que con todo el dolor de mi corazón, el bizcocho fue directamente del horno a la basura!!! Pero como no me suelo dar por vencida con facilidad, decidí que las 5 especias chinas las iba a hacer yo a mi manera, de una forma menos arriesgada.. Y a la segunda fue la vencida! 

Recordad que si no disponeis de todas las especias de la receta, podeis hacer el bizcocho igualmente con las que tengais en casa, le dará un toque especiado perfecto de todas formas. Un delicioso bizcocho integral con un suave aroma a especias, nada demasiado agresivo y perfecto para un buen desayuno o merienda

 Aquí va la receta...


INGREDIENTES
4 huevos
120 ml aceite de girasol
250 gr azúcar moreno
290 gr de harina integral
1 yogur natural
1 sobre de levadura
100 ml de leche
1 clavo de olor
1 vaina de cardamomo
1 vaina de canela
1 puntita de jengibre en polvo
1 anis estrellado 
1 vaina de vainilla o una cucharada de extracto de vainilla
Ralladura de un limón
1 pellizco de sal


PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 175º.

Ponemos a infusionar en un cazo la leche con la vaina de vainilla o el extracto de vainilla, la vaina de canela, el cardamomo, el clavo de olor y la peladura del limón (sólo la parte amarilla). Cuando rompa a hervir apagamos el fuego y dejamos templar.

Mientras tanto mezclamos los huevos con el azúcar, y batimos con las varillas durante 3 minutos hasta conseguir una espuma blanquecina que aumente de volumen. A continuación añadimos el yogur natural y la leche infusionada con las especias que habremos colado previamente. La leche la añadiremos poco a poco para que no se cuajen los huevos con el calor. Posteriormente añadimos el aceite de girasol y seguimos batiendo. 

Finalmente añadiremos la harina integral (si la tamizamos previamente mucho mejor), que habremos mezclado con el sobrecito de levadura química y un pellizco de sal. 

Engrasamos un molde, yo en este caso usé uno de plum cake grande y forramos la base con una tira de papel de horno para que se desmolde más fácil. Vertemos la masa en el molde y horneamos 35 minutos, calor sólo abajo. Es posible que el bizcocho parezca que no está listo en el centro, pero si le dejamos más tiempo, se nos resecarán los bordes, así que lo que yo hago es apagar el horno y dejar el bizcocho cubierto con papel de aluminio reposando dentro con la puerta cerrada durante 10 minutos. Comprobamos que está listo pinchando con una brocheta. Lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.  

Y aquí teneis el resultado! Vereis que bien huele...Perfecto para desayunar!

lunes, 11 de noviembre de 2013

CROQUETAS DE ESPINACAS Y JAMÓN (TRADICIONAL Y THX)


Las croquetas son una receta de aprovechamiento muy socorrida, y una forma estupenda para que los niños se animen a comer verduras. Hoy he preparado unas croquetas serranas de espinacas que gustarán a toda la familia, son muy sencillitas de preparar y quedan suaves y jugosas. Os presento la receta tradicional y la que se prepara con la THX y aunque en esta ocasión las he preparado con la Thermo, si tengo que ser sincera, me quedo, sin duda alguna, con la preparación tradicional, tienen más textura y se parecen a las croquetas de toda la vida, pero supongo que es cuestión de gustos y de ir probando. 



INGREDIENTES

200 gr de espinacas frescas
1/2 paquete de taquitos de jamón serrano
300 ml leche semidesnatada
85 gr harina
1/2 cebolla 
1 diente de ajo
50 ml de aceite de oliva
Sal 
Nuez moscada

Harina
Huevo 
Pan rallado


 PREPARACIÓN CON THX

1.- Ponemos el aceite en el vaso para calentarlo. 5 min, Varoma, vel. 1.
2.- Trituramos la cebolla y el ajo en el vaso, durante 4 segundos a Vel. 4. Ahora bajamos los restos del vaso y sofreiremos durante 5 minutos, Varoma, vel. 1. 
3.- Pasado el tiempo añadimos las espinacas y las cocinamos 5 min, Varoma, vel 1. 
4.- Incorporamos la harina y programamos 1 min, a 100º, vel. 2.
5.- Finalmente añadimos la leche, la sal y la nuez moscada y mezclamos 5 segundos a velocidad 6 y luego programamos 7 min, Varoma, vel. 4. 
6.- En los últimos segundos de preparación añadimos los tacos de jamón. 

Vertemos en un cuenco y dejamos que se temple la masa. Una vez enfriada la guardamos en la nevera. Cuando esté completamente fría, formamos las croquetas. Nos enharinamos las manos y hacemos bolitas con la masa, luego las pasamos por huevo y finalmente por pan rallado y las freímos en una sartén con bastante aceite caliente hasta que se doren. Dejamos escurrir sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y listas para servir. 



PREPARACIÓN TRADICIONAL 

- Picamos la cebolla, el ajo y troceamos las espinacas frescas. 
- Calentamos el aceite en una sartén y cuando esté caliente pochamos la cebolla y el ajo. 
- A continuación añadimos las espinacas y las sofreimos bien. 
- Luego añadimos la harina y dejamos que se cocine removiendo bien para que no se queme durante unos minutos. 
- Cuando la harina cambie ligeramente de color añadimos la leche, la sal, la nuez moscada y el jamón. Cocinamos la masa durante unos 8 o 9 minutos hasta que veamos que haya espesado. Ahora sólo nos queda dejar reposar la masa y preparar nuestras croquetas. 

- Vertemos en un cuenco y dejamos que se temple la masa. Una vez enfriada la guardamos en la nevera. Cuando esté completamente fría, formamos las croquetas. Nos enharinamos las manos y hacemos bolitas con la masa, luego las pasamos por huevo y finalmente por pan rallado y las freímos en una sartén con bastante aceite caliente hasta que se doren. Dejamos escurrir sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y listas para servir. 


Superjugosas!!!




sábado, 9 de noviembre de 2013

GALLETAS DE PLÁTANO Y CHOCOLATE

Hace mucho que no preparo una hornada de galletas y aprovecho hoy que el tiempo no acompaña demasiado para experimentar con esta receta que descubrí en el blog de micocinanaranja.blogspot.com. Se trata de unas galletas con avena, plátano y chocolate, ingredientes que me fascinan y no me he podido resistir a prepararlas esta mañana. 

He modificado ligeramente la receta añadiendo un poquito más de azúcar y algo de vainilla. Se nota el sabor de los plátanos y el chocolate, pero aún así no resultan demasiado dulces ni pesadas. 


 INGREDIENTES
2 plátanos maduros
200 gr de harina 
100 gr de copos de avena
85 gr. de azúcar moreno
1 huevo
30 gr de mantequilla a temperatura ambiente. 
1 cucharadita de canela molida
1 cucharadita de extracto de vainilla
pepitas de chocolate al gusto

PREPARACIÓN

Machacamos los plátanos hasta convertirlos en un puré. Con unas varillas incorporamos el huevo y vamos batiendo mientras añadimos también el azúcar moreno, la vainilla y la canela molida. Añadimos la mantequilla y batimos hasta conseguir una crema espesa. Finalmente tamizamos la harina e incorporamos los copos de avena. En este momento veremos que las varillas ya no dan más de sí así que, con las manos bien limpias, vamos amasando hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Finalmente añadiremos un puñado de pepitas de chocolate. 

Haremos bolitas de masa y las iremos colocando en una bandeja de horno que habremos cubierto con papel antiadherente. Las galletas no se deformarán mucho en el horno así que las podemos aplanar un poquito y aprovechar el espacio de la bandeja que colocaremos a media altura del horno. Horneamos durante 15 minutos, a 170 grados calor arriba y abajo. Las dejamos enfriar sobre una rejilla. Ya vereis como huele toda la cocina a plátano y chocolate.. mmmm...que rico.. 

Con estas cantidades nos da para unas 20 galletas. 

Acompañamos de un vasito de leche y a mojar!


miércoles, 30 de octubre de 2013

TARTA DE HUESITOS




Habrá tarta más fácil, más rica y con menos ingredientes que esta? He aprovechado el cumpleaños de mis sobrinos para preparar esta tarta de Huesitos. Hacía un montón que estaba en mi lista de recetas pendientes, y sí, es tan fácil de preparar como parece... No es apta para procesos de adelgazamiento, pero un trocito pequeño no hace daño a nadie verdad? 

Atención al listado de los ingredientes que es de vértigo: 

INGREDIENTES
- 1 paquete de obleas redondas (Yo las compré en Carrefour, porque por mucho que en la mayoría de las recetas de la red ponen que las compran en Mercadona yo no las he encontrado nunca)
- 1 bote de Nutella o otra crema de cacao. (necesitaremos unos 700 gramos si untamos las obleas con una capa muy finita de crema de cacao.) 
- Avellana molida para decorar (opcional)



PREPARACIÓN

El proceso es el siguiente: 

Metemos la crema de cacao durante unos segundos en el microondas a una potencia inferior a 600w, el tiempo justo para que se funda un poco y sea más manejable. Tiene que estar templada, no caliente, porque de lo contrario se reblandecerán las obleas.

Cogemos una oblea, la untamos con una capa muy fina de crema, con cuidado de no romper la oblea, (podemos usar una brocha de silicona para extenderla) y la colocamos en una bandeja, apilándolas una tras otra. El proceso acaba cuando, o bien se acaban las obleas, o bien se acaba la crema de cacao. 

Reservamos suficiente crema de cacao para cubrir totalmente la última capa de oblea y si queremos también los laterales. Cubrimos la tarta con una capa más espesa de crema de cacao y damos unos golpecitos con la brocha para decorar.


 Decoramos con avellana picada, o virutas de chocolate o cacao en polvo. 



Podemos cubrir los laterales con crema de cacao o dejarlo con las capas a la vista, como prefiramos. 

Se refrigera durante mínimo 2 horas para que se endurezca la crema y se compacte la tarta. 


Aquí teneis una foto del corte..



Y después de esto un buen paseo y listo!!!